El Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida supone una epidemia mundial desde 1980. Aunque en la actualidad los fármacos antirretrovirales hacen que en la mayoría de los casos la enfermedad quede controlada, no debemos olvidar que la propia enfermedad NO TIENE CURA por lo que obliga al enfermo a medicarse de por vida.

La única forma de erradicar esta enfermedad es prevenir su contagio, pero en los países desarrollados se está observando un aumento del número de nuevos casos motivado principalmente por las relaciones sexuales sin protección. Para prevenir el contagio de SIDA y de otras enfermedades de transmisión sexual deben utilizarse los métodos de barrera como el preservativo en todos los tipos de relación sexual, especialmente con parejas esporádicas.

Desde el área médica de Método Prevención queremos recordar a todos la importancia de prevenir la enfermedad para evitar su propagación.

lucha-contra-el-sida